Unicaja y Liberbank destinarán 378 millones para el exceso de capacidad tras la fusión

Unicaja Banco y Liberbank han anunciado que destinarán el 70% de los costes de reestructuración estimados para acometer la fusión en solventar el exceso de capacidad que quedará tras la integración, es decir, unos 378 millones de euros.

Así lo ha indicado el presidente de Unicaja Banco y del grupo resultante de la fusión con Liberbank, Manuel Azuaga, durante la presentación al mercado para dar las claves sobre la operación de integración entre ambas entidades aprobada por sus consejos ayer.

Del total de los costes de reestructuración, que alcanzarán los 540 millones de euros totalmente cargados en 2021 contra el ‘badwill’, Azuaga ha confirmado que cerca del 70% corresponderá a ajustes de capacidad, en torno al 25% al deterioro de activos intangibles sin impacto en la ratio regulatoria de capital, y el 5% restante a la integración tecnológica.

De este modo, unos 378 millones de euros irán destinados a acometer los ajustes en plantilla y red de oficinas, unos 135 millones de euros corresponderán al deterioro de activos intangibles y se utilizarán unos 27 millones de euros para llevar a cabo la migración tecnológica de las plataformas.

Una vez la operación de fusión se complete, el ‘nuevo Unicaja’ contará con una red formada por más de 1.500 sucursales y una plantilla que superará los 9.800 empleados, según datos correspondientes a septiembre de 2020.

En relación a las sinergias, Azuaga y el consejero delegado de Liberbank y próximo gestor de la entidad combinada, Manuel Menéndez, han explicado que el 90% de los ahorros vendrá de unos menores gastos, mientras que el 10% restante derivará de menores amortizaciones.

Está previsto que la entidad combinada cuente con ahorros recurrentes de costes de aproximadamente 192 millones de euros anuales (de forma plena a partir de 2023), lo que permitirá mejorar “significativamente” la ratio de eficiencia en once puntos porcentuales.

Además, ambas entidades han estimado unos costes de reestructuración de 540 millones de euros, totalmente cargados en 2021 contra el ‘badwill’, y una mejora “significativa” de rentabilidad que permite políticas de dividendos sostenibles a futuro, con un ‘pay out’ de aproximadamente el 50%, según se desprende del proyecto de fusión de ambas entidades remitido este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Asimismo, está previsto que la entidad combinada cuente con ahorros recurrentes de costes de aproximadamente 192 millones de euros anuales (de forma plena a partir de 2023), lo que permitirá mejorar “significativamente” la ratio de eficiencia en once puntos porcentuales.

Asimismo, la generación de sinergias permitirá incrementar el beneficio por acción de ambas entidades en aproximadamente un 50% respecto a las estimaciones del mercado para 2023.

Share:

Author: domin02

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *